Subscribe Us

header ads

La publicidad del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones


Por Guillermo Caram.
ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- Desde hace días el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) está divulgando un amplio vídeo por canales nacionales dizque “rindiendo cuentas” de la gestión de su ex titular hoy candidato de la presidencia por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Otras manifestaciones de campaña electoral congresionales y presidenciales se observan en otros medios de comunicación.

El Sábado 29 está situación llegó al colmo. A las 8 de la noche, al menos pude rastrear 6 canales de TV que ocupaban un espacio de toda una hora en la cual el MOPC “rendía cuentas” de la gestión del candidato PLD que dejó de ser Ministro hace meses.

Esto viola el principio de equidad electoral consagrado constitucionalmente, en el párrafo IV del artículo 212 que obliga a la Junta Central Electoral (JCE) a velar “porque los procesos electorales se realicen con sujeción a los principios de…equidad en el desarrollo de las campañas y transparencia en la utilización del financiamiento”; facultándola para “reglamentar los tiempos y límites de gastos de campaña, así como el acceso equitativo a los medios de comunicación”.

La campaña presidencial del candidato del PLD viola estos principios debido a que:
La campaña electoral para elegir el candidato presidencial y los congresistas no ha sido formalmente proclamada y en consecuencia están fuera de tiempo.

El culto a la personalidad del ex ministro hoy candidato a la presidencia auspiciado por Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones, evidencia que es el Estado que ha financiado esa costosa publicidad.

Lo menos que debe hacer JCE ante esta situación es: Ordenar categóricamente la suspensión de esa propaganda.

Inventariar todas las transmisiones que se han efectuado y calcular el costo de las mismas.

Confirmar quien las ordenó y está pagando
Exigir al titular del MOPC y funcionarios vinculados a los procesos de pagos de la institución, una declaración jurada donde consignen que no han financiado esa publicidad.

Diseñar un sistema que proporcione la equidad consagrada constitucionalmente para qué espacios con tiempo proporcional sean asignados a candidatos opositores, los cuales deberán ser financiados por el PLD como partido postulante del candidato beneficiado por la publicidad.

No hacer esto evidenciaría parcialidad, complicidad e incompetencia de la JCE; abonando la indignación ciudadana que se manifestó en días pasados mediante protestas en la Plaza de la Bandera y en cacerolazos en hogares y establecimientos públicos.

Si la JCE permanece pasiva ante la grosera ostentación de poder gubernamental por encima de disposiciones constitucionales y legales, las violaciones progubernamentales proseguirán y exacerbarán la indignación popular hasta llegar al colmo de expresarse en manifestaciones potencialmente explosivas que harían perecer la democracia sobre los hombros de las actuales autoridades electorales y gubernamentales.

Dejaría además la sensación que la candidatura peledeísta, en complicidad con la JCE, estaría provocando una situación que, dado el estado de indignación ciudadana señalada, podría escapar del control de las autoridades y servir de caldo de cultivo para atentar contra la democracia.

Una actuación oportuna y diligente por parte de la JCE constituye un requisito indispensable para que este organismo recupere confianza y credibilidad pérdidas; especialmente en estos momentos en que las elecciones municipales pautadas para el 15M están programándose luego que autoridades electorales, gubernamentales y partidarias, hicieron abortar las del 16 de Febrero pasado sin que hasta el momento se haya dado explicación alguna de lo qué pasó ese día.

Confianza y Credibilidad que resultan imprescindibles para asegurar que los votos a emitir en los comicios del 15M sean debidamente emitidos, contados, sumados, trasmitidos, computados y divulgados; temas que debaten en estos momentos partidos y autoridades electorales.

Y esto solo puede lograrse con una JCE imparcial y propulsora de equidad; no con las manifestaciones de sumisión y complacencia gubernamental hasta ahora observada.

Publicar un comentario

0 Comentarios