Subscribe Us

header ads

Ponderan al doctor Máximo Castillo Salas para presidir la nueva Cámara de Cuentas de la República Dominicana

ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- El médico Sergio Solís escribió un artículo en el cual pondera las cualidades del doctor Máximo Castillo Salas para ocupar la Presidencia de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana.

A continuación presentamos de manera íntegra el artículo escrito por el doctor Sergio Solís.

Las profundas transformaciones por las que ha atravesado la sociedad dominicana nos dejan como gran mensaje que los protagonistas del verdadero crecimiento social son aquellos que sienten un gran compromiso con la patria, con la familia y con los mejores principios y valores de la convivencia humana.

Al momento de entregar la dirección de la Cámara de Cuentas a un elegido, es necesario un profundo análisis del perfil de ese profesional que tendrá bajo su responsabilidad tan importante tarea.

Bajo ninguna circunstancia se puede improvisar ni aceptar presiones de sectores comprometidos con intereses grupales, más por el contrario debe preferirse proteger el interés colectivo ante el interés particular.

Yo como ciudadano prefiero para presidente de la Cámara de Cuentas un profesional capacitado, experimentado, conocedor del rol y de la interioridad de ese importante extra poder del Estado.

Prefiero un ser humano solo comprometido con el cumplimiento de la constitución y la ley, que cuente con la autoridad suficiente para cumplir el debido proceso respetando los derechos de cada involucrado, pero llevando a los responsables de delitos contra la cosa pública sin contemplaciones ante las autoridades judiciales.

Me inclino por un ciudadano que cuente con el conocimiento, la determinación y la autoridad suficiente para manejar las grandes crisis y de respuestas oportunas a las múltiples exigencias y realidades del equilibrio racional: Estado y Sociedad, en cualquier momento.

Un presidente de la Cámara de Cuentas conocedor de las leyes, informado y actualizado del manejo de la administración pública en su día a día.

Considero ideal a un presidente para ese órgano superior de control, que conozca la interioridad de la institución, así como su rol constitucional, su funcionamiento íntimo, y además, bien informado de su déficit, mora institucional y de fiscalización, acumulados.

Un profesional sintonizador  permanente en procura de soluciones, sin temor alguno para ejercer a profundidad la delicada tarea de vigorizar la institucionalidad y reglamentar la administración del uso de los recursos públicos.

Yo prefiero para presidente de la Cámara de Cuentas al prestigioso y experimentado maestro del análisis social y económico, acreedor de notable brillo jurídico en su condición de abogado, me refiero al gran comunicador, y experimentado fiscalizador,  Máximo Castillo Salas.

Su capacidad de trabajo, su vocación de servicio y su comprensión de la problemática nacional, lo hacen el candidato ideal para presidir la honorable Cámara de Cuentas en este momento de profunda crisis que atraviesa esa importante entidad.

Nadie como él en el momento actual reúne tantas condiciones para presidir y llevar a cumplir su rol con eficiencia, seguridad y economía a esa entidad superior de control y auditoría.

No es momento para improvisar y menos para repetir los errores del pasado. Ya eso lo hemos vivido con varias gestiones fallidas del pasado y con la actual.

Máximo Castillo Salas es el candidato ideal para hacer arrancar la Cámara de Cuentas, para que cumpla su papel constitucional a favor de la transparencia, el fortalecimiento institucional y el desarrollo económico del país.

La sociedad dominicana no quiere ni necesita más sorpresas ni inventos en la designación de los nuevos miembros de la Cámara de Cuentas de la República.

Publicar un comentario

0 Comentarios