Juventud sin rumbo

.
Por Manuel Hernández Villeta.
ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- La mayor parte de la juventud dominicana que lidia en la política está lastrada en el pasado. No tiene la proyección del siglo 21, sino que se deja narigonear por los viejos robles. Hay que romper las ligazones con las ideas retrógradas del accionar partidista de mediados del siglo 20

Hoy hay nuevos aires en la República Dominicana, pero los jóvenes solo tienen la edad, pero no las ideas. Los partidos políticos están llenos de muchachos momificados que no tienen don de crítica y piensan que si suben la voz, le cortan la lengua.

Y no están equivocados. En los partidos políticos para escalar posiciones hay que seguir  las huellas, poner los pies donde hay la mueca. Seguir difundiendo las ideas de los líderes jubilados, y esperar que ellos lo señalen con el dedo.

Se debe imponer la acción de una nueva mentalidad en los partidos políticos. A los viejos no se les debe dar una patada por las nalgas, pero si hay sentarlos, para que sé de paso a las nuevas generaciones. Ahora, lo más traumático es que los jóvenes parece que dejaron la cabeza en sus casas, al momento de entrar a un grupo político.

Lo nuevo desplaza a lo viejo, pero no en forma automática, sino por intermedio de un  gran trabajo y al demostrar la renovación  de las ideas. Un joven  con mente en el ayer es una antigualla y no es lo que necesita este país de cara a este siglo que comienza a avanzar.

La juventud dominicano hoy dejó de ser contestaría. Uno de los atributos principales de la juventud que rompe las ataduras de la dictadura de Trujillo, es su don de respuesta frente a la opresión y los males sociales del país.

Una juventud que  en el pasado siglo 20 tomó las armas para retorna a la Constitución echada a la basura por un Golpe de Estado, y que enfrentó en la Guerra Patria a la segunda intervención norteamericana.

La juventud no puede estar  de hinojos esperando una parte del pastel de sus jefes políticos. Se tiene que preparar para comprender que el país necesita hacer el relevo generacional. Da pena que sea el gran empresariado el que se dé cuenta de lo necesario de que la juventud mande, y ya se han auto-jubilado, para dar paso a hijos y nietos.

Pero somos realistas, si hoy la juventud se comienza a preparar para tomar el liderazgo nacional, pasarán por lo menos cinco años antes de que tenga los pies afincados sobre la tierra, por consiguiente el viejo liderazgo debe trabajar en la transición.

Los cambios se impondrán. Puede ser con consenso, por diálogo, por transición, pero lo nuevo no puede ser detenido por siempre. No dejo cabos atados, hay viejos que tienen ideas nuevas, que a pesar de las canas que peinan, tienen un pensamiento a la altura de la tecnología del siglo 21. No se puede pensar en desplazar a los que pueden seguir siendo maestros de las nuevas generaciones.

Sin importar la edad biológica, lo que se necesita son nuevas ideas, rompimiento con un pasado que nunca presentó soluciones a los males del país, y don de sacrificios. La política no está para hacerse rico o tener influencias. Las masas no quieren un redentor milagroso, pero si líderes que encarnen el principio de que el sueño se debe convertir en realidad.


Pero son solo ideas dispersas, como dijo el mártir de la lucha por los derechos cívicos: ¡Tengo un sueño!

El autor es periodista. Reside en Santo Domingo.

0 comentarios:

Buscar este blog

LAS MAS LEÍDAS EN ATMOSFERA

Spot IMCA

El apoyo de los "patriotas" a Leonel no frena protestas populares contra la corrupción

Souvenir para decoración

Souvenir para decoración
Puedes comprar tu souvenir para la decoración de bodas y cumpleaños al 829 - 707 - 8004

Manifestantes atacados en FUNGLODE

Danilo Medina prometió ser un presidente ético y moral

Sonia mateo culpa al gobierno por no salir en defensa de Leonel

Danilo Medina dijo en campaña que tenía un fuerte compromiso con la educación