Subscribe Us

header ads

Gonzalo Castillo y Danilo Medina se han vuelto tóxicos


Por Melvin Mañón.
Tres patadas donde duelen...
ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- Primera patada: La renuncia de Luis Fortuño y Douglas Kantor de Steptoe & Johnson, la firma de abogados de la cual son socios, a representar a Gonzalo Castillo en los EEUU apenas 8 días después de haberla asumido es un hecho grave y de consecuencias.

Segunda patada: La publicación en EL NUEVO DÍA, el diario de mayor circulación en Puerto Rico, haciendo referencia a aspectos controversiales del arreglo, reseñados en Foreign Lobby; los cargos de corrupción contra Gonzalo en el Ministerio de Obras Públicas mientras otros sospechan y comentan de un caso judicial pendiente en su contra en la Florida.

Tercera patada: La mayoría de los principales periódicos dominicanos publicaron la terminación del acuerdo de representación sin embellecer ni ponerle barniz a la noticia, algo muy relevante ya que, esos mismos periódicos habían rehuido antes darle cabida a noticias, denuncias e informes difundidos en la prensa extranjera.

Ninguna de estas patadas ni las tres juntas van a impedir que Danilo Medina se lance al fraude el 5 de julio, pero pueden impactar significativamente la efectividad de dicho fraude. ¿Por qué? Gonzalo Castillo y Danilo Medina se han vuelto tóxicos. Juntarse con ellos, defenderlos, asociarse políticamente con ellos supone complicidad y puede acarrear consecuencias tales como ser despojado de la visa americana, quedar como parias ante la comunidad financiera y eventualmente ser arrestado en un tercer país o solicitado en extradición por los Estados Unidos.

Una firma de abogados tan importante como Steptoe & Johnson no podía haberse hecho cargo de “cabildear” a favor de Gonzalo Castillo sin investigar. Por lo tanto, las graves informaciones sobre Gonzalo que llegaron a esa oficina de abogados y que ahora la hacen lucir inepta y torpe deben haber llegado desde arriba, a posteriori y muy intencionalmente.

Todo lo anterior confirma, más allá de cualquier duda, que para los Estados Unidos Gonzalo Castillo no es un candidato viable y siendo así hay que preguntarse: ¿Cuántos oficiales militares y policiales, funcionarios de la JCE y de otras dependencias gubernamentales, incluyendo los 7 gobernadores provinciales recién nombrados tendrán ánimo y disposición para enlodarse hasta el cuello instrumentando y respaldando el fraude planteado, organizado y previsto para el 5 de julio? ¿O es que acaso ahora van a jugar al antiimperialismo? Díganlo con tiempo para saber cuándo empiezo a reírme.

Ante la comunidad internacional, como ya se ha hecho evidente en publicaciones previas, y particularmente ante el gobierno de los Estados Unidos, Gonzalo Castillo no es aceptable y no tiene ningún sentido que estos civiles y/o militares dominicanos se involucren en la ejecución de un fraude no solamente por una causa electoralmente perdida, como ya lo era antes de esto, sino además judicial y políticamente tóxica.

La de Gonzalo Castillo y Danilo Medina es una causa perdida porque no tiene pueblo; porque en su contra están todas las iglesias, la mayor parte del empresariado, el gobierno de los Estados Unidos y los principales periódicos que hasta hace días le apoyaron. A este gobierno y por su candidato ni siquiera van a votar los mismos que instrumentan la campaña clientelista porque el país, como ya se ha consignado antes, está harto, hastiado de Danilo, del PLD y los desmanes de la crápula gobernante. Lo que hagan el 5 de julio será revertido bien por inhibición de los involucrados, bien por intervención extranjera inmediata o bien en las calles más adelante. ¡Pero a que costo!

¿Qué parte de todo esto es la que no han entendido? A ver . . .

Publicar un comentario

0 Comentarios