Subscribe Us

header ads

A votar el 5 de julio para rescatar la institucionalidad


Por Ramón Núñez Ramírez.

ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- Este gobierno de Danilo Medina ha realizado una administración con ciertos logros sociales y materiales, sin embargo la contrapartida es una administración que aceleró el endeudamiento público a niveles nunca vistos en la historia reciente, donde la corrupción se ha desbordado y un grupo de funcionarios y empresarios, vinculados familiar y políticamente al régimen, han acumulado fortunas escandalosas, la institucionalidad ha experimentado un retroceso por el afán de perpetuarse en el poder; por estas y otras razones el 5 de julio es la gran oportunidad de enderezar los destinos de la patria y poner punto final a la corrupción y la impunidad. El país tiene opciones para cambiar o seguir peor.

Luis Abinader, candidato puntero en las encuestas más acreditadas, es economista con buena formación, proveniente de una familia empresarial respetable, su padre el doctor José Rafael Abinader fue un funcionario honesto en todas las posiciones que ocupó, no han acumulado riquezas al calor de los prebendas en ningún gobierno; es propietario de un discurso de cambios novedosos, está rodeado de un grupo de economistas capaces y bien intencionados, su administración promete manejar escrupulosamente los recursos, garantizar la independencia del ministerio publico y poner fin a la impunidad. Luis Abinader representan una esperanza para fortalecer el sistema democrático y recuperar la economía.

Leonel Fernández, un estadista con conocimientos enciclopédicos, su experiencia en tres administraciones le permite manejarse con brillantez en foros internacionales y sin lugar a dudas es el político actual con mejores relaciones globales. En sus gobiernos el país avanzó y todo lo que vemos de infraestructura moderna es prácticamente obra de sus gestiones, así como los programas sociales, demostró sagacidad al enfrentar exitosamente la crisis del 2003-2004, la pérdida de empleos en las zonas francas, el choque mundial de los precios y la crisis financiera global. Un Leonel Fernández renovado, que reconoció humildemente haber sido muy confiado con ciertos funcionarios, y sin la cola del Comité Político del PLD representa una magnifica opción para lograr la recuperación económica.

El candidato oficialista no ha podido presentar sus credenciales en un panel independiente o en un foro sin preguntas predeterminadas, como empresario logró la acumulación originaria con una gran venta al banco estatal y su crecimiento ha estado sustentado en ser suplidor del estado, especialmente después que ocupo la posición de ministro, presenta dificultades para coordinar las ideas con las palabras, pero quizás esto es lo menos preocupante, lo peor es el cumulo de acusaciones de corrupción que él nunca ha desmentido.

Como Ministro de Obras Publicas demostró cierta eficiencia, pero pesan sobre su gestión los RD$11,500 millones en contratos de asfaltado, tres meses antes de las primarias, violando la Ley de Compras y la Ley de Presupuesto, su relación con Odebretch en un gran monto de obras como la Autopista del Coral, con un escalamiento en los precios de US$253.7 millones a US$471.1 millones y de acuerdo a un expediente sometido por Guido Gómez Mazara el Gerente local de Odebretch, Marcos Vasconcelos, admitió se dieron US$11 millones en sobornos, también la sospecha de ser parte de los “codenames”de los sobornos para Punta Catalina y más reciente el twitter de Carlos Alberto Montaner y el artículo en The Miami Herald que revela investigaciones del Tesoro de los Estados Unidos a su empresa Helidosa por vuelos sospechosos desde Venezuela. Un triunfo de ese candidato representa la continuidad de la impunidad, la corrupción y un mayor deterioro institucional.

El 5 de julio tenemos la oportunidad de la recuperación económica y moral votando por la mejor opción.

Publicar un comentario

0 Comentarios