Subscribe Us

header ads

Pulpería o un gran pulpo, ya se sabrá

 

Por Alfredo Freites.

ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- Al ver el cuadro que vemos a cualquiera da “teriquitos” pensar en la reelección de Danilo Medina Sánchez, o un gobierno de Gonzalo Castillo.

La indignación es tan grande por comprobar lo que sospechábamos que nos sobrecoge el alma.

Y lo peor de todo es que fueron tan malos los gobiernos de Danilo, que muchos delincuentes quedarán impunes por ser personajes de tercera. Se agotaría a la justicia juzgar tantos pillos. No habría espacio en las cárceles.

La justicia conoce de la banda de Alexis (el Pulpo) Medina Sánchez, y anuncia que otros casos serán enjuiciados. Se cree que también serán personajes del litoral de Danilo. Uno de ellos es llamado El Asiático que sería otro pulpo, pero enclavado en el sector eléctrico. 

Al ver que hay tantos personajes delincuentes, tanto pulpos, se viene el pensamiento de quién será el dueño de la “pulpería”, o quizá la cabeza donde se atan los tentáculos, el verdadero pulpo, como insinuó la Procuraduría. No creo que se pueda detener la persecución del delito como teme alguna gente. 

Las autoridades actuales tienen compromiso con la ley. Delincuente es quien viola la ley igual que robe un teléfono que miles de millones de pesos. Esta es una grande oportunidad para sancionar a los que roban al pueblo al apoderarse ilegalmente del dinero del erario y también oportunidad aleccionadora para los que ejercen funciones públicas actuales o futuras. La cárcel espera.

Los empresarios de Danilo eran eficientes. Tengo noticias de que cada día Alexis Medina Sánchez iba en metódico recorrido por las que creía sus empresas. No las de pantallas agrupadas como las de otro vinculado que estaban en un mismo palomar sino a las dependencias oficiales a las que daba calor. Iba a supervisar compras de todo tipo de mercancías y agilizar el pago rápido para lo que tenía un mecanismo bien aceitado.

El atajo de delincuentes cobijados bajo la sombra de Danilo incurrió en dos pecados: suplantación y gula. Se convirtieron en empresarios quitándoles espacio a los tradicionales ordeñadores del Estado y porque lo quería todo para ellos sin parar el procedimiento que tuvieran que atropellar.

Imaginemos, pensemos un momento, qué hubiera pasado si gana el PLD.

Publicar un comentario

0 Comentarios