Subscribe Us

header ads

No salimos del asombro


Por Antoliano Peralta Romero.
ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- En esta sociedad se suceden  hechos que no nos dejan salir del asombro. Cada uno es  más insólito que el anterior.

Recientemente los medios de comunicación denunciaron y documentaron el desorden y uso clientelar que se ha dado al servicio exterior de República Dominicana. Esta denuncia revela que el Ministerio de Relaciones Exteriores se maneja como un botín político sin el menor sentido de profesionalidad; como respuesta el Senado rinde un homenaje al titular de ese ministerio.

Debe causar asombro que un diputado oficialista asegure de manera reiterada que ya el gobierno “tiene los votos” para promover en el Congreso la reelección presidencial, lo cual significa que ya se ha logrado “negociar” con legisladores de la oposición la aprobación de la reforma constitucional. No deja de ser asombroso que esta conducta se confiese públicamente.

Un pronunciamiento de dirigentes del sector “leonelista” dentro del PLD que ha pasado desapercibido y que a mí me parece de mucha trascendencia, es la increíble promesa al sector peledeístas que detenta el poder. Se le ha prometido que si Fernández resulta ser el candidato de ese partido y gana las elecciones, no habrá contra los danilistas persecución política ni judicial.

Solo en un país de institucionalidad primitiva, donde la política, en la mayoría de los casos, se ejerce como un medio de alcanzar acceso al disfrute sin control de los bienes públicos y no como una actividad de servicio social, se puede manifestar una promesa como esta sin consecuencia alguna y sin que quienes tienen el deber de hacerlo no le pidan explicación. Se trata de asegurar por anticipado, no importa lo que se haya hecho o se haga  en la administración del Estado, que no habrá que rendir cuenta ante la justicia. Si esto no nos asombra, entonces es peor.

Publicar un comentario

0 Comentarios